DNV GL

DNV GL lanza My Care para ayudar a las compañías a construir la confianza del consumidor en su gestión de riesgos de infección

water drops

La capacidad de recuperación (resiliencia) de los negocios en la época de COVID-19 es un desafío sin precedentes. La capacidad de demostrar la prevención y mitigación del riesgo de infección de manera fiable es algo que toda empresa necesitará para recuperar la confianza de los consumidores, los empleados y otras partes interesadas. My Care ayuda a las empresas a evaluar el cumplimiento y la madurez, comunicando su estado de preparación de forma instantánea a través de una marca de garantía específica.

La excepcional situación actual requiere un enfoque diferente por parte de las organizaciones de la gestión del riesgo de infecció. El nivel de gestión del riesgo que se requiere sólo se ha visto anteriormente en los hospitales. Ahora se pide a todas las empresas de todas las industrias. Deben cumplir rápidamente y demostrar, sin lugar a dudas, su capacidad para gestionar el riesgo de infección con respecto a patógenos emergentes como COVID-19, de acuerdo con los requisitos nacionales y las mejores prácticas de toda la industria. 

La metodología de madurez de gestión de riesgos de infección de My Care puede servir de ayuda a cualquier tipo de empresa u organización en sus esfuerzos de cumplimiento y madurez de gestión de riesgos de infección. La evaluación del nivel de preparación y la madurez mide las acciones de prevención y mitigación en vigor y proporciona un valioso conocimiento sobre el desempeño general. El informe detallado de evaluación de la madurez puede utilizarse para mejorar e impulsar cambios duraderos en sus políticas de HSE (salud, seguridad y medio ambiente) y en su sistema de gestión. Al comprender su nivel de cumplimiento e identificar las áreas que necesitan mejorar, las empresas pueden desarrollar la capacidad de recuperación del negocio.

"Trabajando diariamente con los hospitales en calidad y prevención de infecciones, sabemos lo complejo pero también lo crítico que es tener el estándar y los sistemas preventivos basados en el riesgo adecuados", dice Luca Crisciotti, CEO de DNV GL - Business Assuranc . "En el pasado, hemos combinado nuestra experiencia y conocimientos de los sistemas de gestión de HSE y los modelos de madurez para desarrollar estándares de atención sanitaria. Con My Care, estamos construyendo sobre esta experiencia probada, adaptándola para su aplicación en diferentes industrias, para ayudar a las empresas a mantener a las personas seguras".

Los requisitos nacionales e internacionales pueden ser muy amplios y estar en continuo cambio. Las medidas de mitigación que se deben adaptar a los procesos específicos de la industria y los cambios necesarios para su cumplimiento pueden ser complejos. Además, mientras luchan por estar preparados para la reapertura y continuar con el negocio, las empresas deben pensar a largo plazo, poniendo en marcha sistemas para crear resiliencia para el contexto posterior a COVID-19. 

Hay una urgencia en el mercado para reabrir y sostener el negocio de manera segura. Al mismo tiempo, los consumidores e incluso los empleados pueden dudar en volver. Quieren tener la certeza de que es seguro hacerlo. My Care propone un enfoque global y estructurado para construir políticas y procesos sólidos que mantengan a las personas seguras. Permite a las empresas prepararse hoy y aprovechar esta respuesta para adaptarse al entorno posterior a COVID-19. La marca de confianza digital My Care asegura a los clientes y empleados que una empresa está gestionando bien el riesgo de infección. La marca está vinculada a la declaración de evaluación almacenada en blockchain, lo que añade un nivel adicional de seguridad y confianza.